10 consejos esenciales de cómo llevar una dieta equilibrada


Dieta equilibrada

La palabra “dieta” siempre nos recuerda que para perder peso hay que pasar hambre. Pero nada más lejos de la realidad. Aquí estamos hablando de llevar una dieta equilibrada, nada que tenga que ver con no poder tomar una cerveza con los amigos, sino que nos referimos a equilibrar aquello que comemos y bebemos, sin pasarnos y sin darle excesos al cuerpo, que es lo que se transforma en grasa o en desajustes no deseados.

Una dieta saludable y equilibrada tiene que ver con no abusar de aquello que sabemos que no es bueno para nuestro organismo, mientras que sí nos acostumbramos a unos determinados hábitos que sin duda mejorarán nuestra calidad de vida.

Dieta balanceada

¿Quieres saber cuáles son?

1. ¡Hidrátate! Nuestro organismo está compuesto en su mayoría de agua, por lo que en primer lugar debemos reponer esa agua que gastamos a lo largo del día. Y no, no vale beberla de una sola vez, sino que hemos de mantenernos hidratados constantemente. Por otra parte, el agua nos ayuda a eliminar toxinas y a limpiar el organismo, además de que nos permitirá digerir mejor, acelerar nuestro metabolismo (y esto nos ayuda a perder peso) y mejorar el aspecto del pelo y la piel. Recuerda la medida: ¡ocho vasos de agua al día!

2. Toma mucha fibra: siempre nos han dicho que hay que tomar cinco piezas de fruta y verdura al día, ¡y qué cierto eso! La fibra nos ayuda a llevar una dieta saludable, pues nos permitirán una mejor digestión y evitarán el estreñimiento.

3. No te olvides de los frutos secos: están llenos de proteínas y en muchas ocasiones no les hacemos el suficiente caso. Los vegetarianos los utilizan en sustitución de la carne y el pescado, así que su poder en nuestra dieta es muy importante.

4. Toma raciones moderadas: se puede estar llevando una dieta rica en fibra, proteínas, con una buena hidratación… pero cometiendo un gran error: comer abundantemente, es decir, consumiendo más calorías de las que necesitamos. Por ello, es importante tomar una ración más frugal, o con menos cantidad de cada alimento para comer de todos los grupos alimenticios sin tener que prescindir de alguno.

5. Come hasta cinco veces al día: y comer frugalmente nos permite comer más veces al día, lo cual es muy recomendable porque así el cuerpo no tendrá que guardar grasas innecesarias con la vista puesta en momentos de falta de calorías.

6. Reduce la ingesta de grasa: las grasas saturadas o trans (las llamadas grasas malas) no tienen cabida en una dieta equilibrada, por lo que es muy recomendable olvidarse de la comida basura o los alimentos fritos.

7. Olvídate de los carbohidratos refinados: la bollería industrial y los dulces hiperazucarados no son nada sanos, son artificiales, así que deséchalos de tu dieta.

Dieta saludable

8. Limita la sal y el azúcar: tomar sal y azúcar es cultural, es decir, es algo adquirido y no necesario, por lo que es ideal limitar lo máximo posible estos aditivos, pues siempre se pueden sustituir por otros: orégano, pimienta, canela, perejil, tomillo, etc. Pero no pienses que la sal y el azúcar solo están presentes en tus platos, sino que cualquier producto enlatado está repletos de ellos, así que cuidado a la hora de ir al supermercado.

9. Adiós al alcohol y al tabaco: una copa de vino o un vaso de cerveza de vez en cuando no es nada malo, al contrario, pero abusar del alcohol (y el tabaco) no es lo más recomendable para tu cuerpo y su salud.

10. Un plus: ¡haz deporte! Y no vale solo con nutrir tu organismo con saludables alimentos, sino que has de moverlo para que esté en forma tanto físicamente como mentalmente. ¿Necesitas un entrenador personal en Madrid? ¡A moverse!

Dieta natural

10 consejos esenciales de cómo llevar una dieta equilibrada
4 (80%) 4 votes